martes, 9 de diciembre de 2008

HO HO HO

Para estas fechas sucede algo difícil de explicar. Digo difícil porque no me van a venir a decir que a todos les dá un ataque de liturgia católica, no lo creo. Es Diciembre, enterate, y suceden cosas por demás curiosas... El primer síntoma aparece en la tele. Las novelas terminan, en los noticieros ves caras nuevas, aunque manteniendo el mismo gesto de póker, las mismas noticias de mierda (será que les dan a oler caca antes de salir al aire?), los ciclos adquieren insólitos "formatos de verano" y todo gira en torno a la actividad de la ciudad de Mar del Plata (hay un lugar más feo y más grasa que MDP para ir a pasar las vacaciones???) y para colmo de males, ¡repiten toda la basura de años anteriores!

Señores, es Diciembre y a la estupidez le soltaron la cadena, pasen y vean:

1- De entrada arrancamos como el orto. El 8 de diciembre es el primer feriado del mes y se supone que celebramos que a María el evatest le dió positivo y por eso tenemos que armar el puto árbol navideño. Que carajo tiene que ver un embarazo con un árbol, no lo sé. Pero ahí vamos. Lo único bueno es que no se labura.
2- Lo de "no se labura" es un eufemismo, un sarcasmo que raya en la crueldad. El sólo hecho de averiguar en dónde carajo está escondida la escenografía navideña es una tarea digna de un documental del Discovery Channel. Lo más probable es que en el intento no sólo tengas que revolver TODO; ABSOLUTAMENTE TODO, sino que tal vez encuentres al maldito pino arrumbado allá en la última caja que quedó sin vaciar de la mudanza de hace casi dos años, con todo lo que ello implica: a) desde putear hasta en arameo porque descubriste que aquel vinilo que tanto mezquinaste, adoraste y hasta cuidaste mejor que un hijo se rayó con una de las estúpidas bolas que van a colgar del insípido árbol, b) pasando por pelearte a muerte (con abogados incluídos) con tu mujer porque te negaste terminantemente a comprar uno nuevo (cada siete años hay que cambiarlo, bichi...) y.. c) hasta terminar con una contractura por tener que descolgarte a los pibes que se te cuelgan del cogote, mientras te exigen bajo amenazas de muerte jugar a Papá Noel y su trineo (sí, adivinaste... el trineo sos vos; Papá Noel... los pibes).
3- Obviamente la catarata de éxitos no termina con el armado del arbolito (no entraremos en detalles escabrosos para no provocarle una embolia a nadie). Dijimos que Diciembre es el mes de mierda por excelencia del año. El mes en el que suceden cosas tan raras e inexplicables como que el vecino al que no le darías ni la hora por error, se te acerque la noche del 24/25 como si nada a desearte una "feliz navidad" y un montón de sandeces más que no alcanzás a descifrar porque el pedo le impide expresarse con claridad y porque a la tercer palabra ya huíste del radio de acción del vaho alcohólico. Se pasa de obvio que la escena se repetirá con calculada presición la noche del 31, cuando vengan a decirte "feliz año". ¿Cúal? ¿el que pasó, el que viene, el 2035? Aclarame, porque vieniendo de vos, no entiendo.
4- Las noches del 24 y el 31. Ahhhh, que noches de encuentro, que noches de corazones abiertos, que noches de pedos morbosos. Como es de esperar, van a caer en tu casa parientes de toda laya y pelaje. Siempre digo que el único problema de la familia, es tenerla. Hay que estar preparado porque todos los insoportables, incluídos aquellos que necesitarían de un abogado para andar libremente por la calles, aterrizarán en tu casa a contarte cosas que no te interesarán oír y preguntarán cosas que odiarás contarles. Lo bueno de esto es que algunos estarán tan mamados que no recordarán absolutamente nada. Ni siquiera quien los echó con un shot de cul.
5- Diciembre es además el mes de mi cumpleaños. ¿Porqué cada vez que cuento esto salta algún pelotudo/a a decirme "sos de Sagitario, que loco...", por qué? También soy de Boca, factor cero rh positivo, diseñador gráfico, semi-músico, devorador de fideos con mayonesa, puteador crónico y asesino cereal....¿querés que te muestre? (por lo menos, juéguensé la vida y caigan con un regalo, aunque sea un cactus...)

Bueno gente. Ya despotriqué mucho. Nos estamos viendo...

(ningún arbol de navidad fue dañado en la producción de este artículo)

5 comentarios:

Selma dijo...

yo te dije compremos un arbol nuevo y encima no querias que compraramos bolitas y viste que vacio quedo tu hermoso arbol pedorro.

.l o o l i e dijo...

fideos con mayonesa????????????

uau

felicidades!

Turmalina dijo...

Si, coincido, un embole mal, pero queda otra que pasarlas? Fideos con mayonesa....

Simplemente Clau dijo...

Che yo no me olvido de tu cumpleaños ,para llevarte el regalo a que hora vas a estar desocupado, vas a estar? Yo me acuerdo que le ponias mayonesa hasta la sopa TE QUIERO CON EL ALMA ahi van mis BESOS BRUJOS

dani the fish dijo...

Sí, fideos con mayonesa y mucho queso rayado.