lunes, 20 de abril de 2009


Para Que Los Gorriones Vuelvan

Cantaré,
Con la voz que me quede,
El tiempo que me lleve vivir.

Soñaré,
Con al paz que te debo,
El resto de mis sueños.

Cortaré,
Sin piedad la maleza,
Que amenace a la huerta,
Al florecer.

Y siempre pondré pan en la vereda,
Para que los gorriones vuelvan.

Miraré con la luz que se vea,
La huella y la estrella, 
y el rumbo del tren.

Pisaré sin rencor la mañana,
Y aguantaré la lluvia,
Y el viento también.

Cantaré,
Con la voz que me quede,
El tiempo que me lleve vivir.

Y siempre pondré pan en la vereda,
Para que los gorriones vuelvan.
Y siempre pondré pan en la vereda,
Para que los gorriones vuelvan...


Alejandro Del Prado


2 comentarios:

licha dijo...

A este Alejandro nunca lo mandaron a limpiar cacas d gorriones!!! si no, no pensaria asi....
jejeje

Dani The Fish dijo...

La poesía de Del Prado no me genera ese tipo de razonamientos. Definitivamente.