martes, 25 de noviembre de 2008

Con la música también?


Es complicado tratar de crear cosas en cooperativa. Las experiencias que tuve al respecto no fueron muy satisfactorias que digamos. Cuando lo que está en juego es el ego, la cosa puede llegar a ponerse muy peliaguda. Será por eso que para redactar las entradas del blog elijo momentos en los que puedo estar solo. No sé cual es la justificación para el palabrerío anterior. Tenía ganas de decirlo y punto. Ya dije que en este blog las cuestiones creativas son unidireccionales: todo se hace como se me canta y como me salga, no hay democracia ni debate posible en lo que respecta al amasado, horneado y servido. Obviamente, puede pasar que luego vomites lo que acabo de darte, pero esa es otra historia...
Uno de mis hermanos me decía, en el libro de visitas (a propósito... ¿porque cuernos no lo firman? me costó un huevo encontrarle la vuelta a la configuración de esa porquería!!!) que porqué no dejaba alguna de mis sobras de arte musicales. Acá va una respuesta posible: es que no están decentemente grabadas. Lo único que suena bien son un par de zapadas que no son lo que se dice "canciones". Pero (siempre hay un pero) revolviendo el archivo, me topé con algo "escuchable" y acá se los dejo como para contarles que además de escribir muchísimas pavadas, también me dá por hacer pelotudeces sónicas, a las que con piedad denomino "música".
Lo que van a oír es a mí, con acompañamiento de mí, en una banda a la que llamaremos "Pollo Not Die" perpetrando un tema al que apodaremos "Bolerao".

Puteadas, reclamos, exclamaciones y demás improperios de 9 a 12, en ayunas, con los frascos y por oficina...

Hasta luego

(obviamente, "esto" es una demo, no está terminado, está desafinado, fuera de tiempo y peor grabado... capito?)

1 comentario:

Zorra M.F dijo...

A mi me gustò fish, suena "envolvente".
Gracias!!!