sábado, 1 de noviembre de 2008

Nada personal y a brillar mi amor



Hablando con la Negra, me decía que le gustaba el blog pero que quería ver algo "más personal": La verdad es que acá no voy a mostrar mis miserias. ¿Para qué? Si ya tengo bastante conviviendo con ellas... ¿Para que redactar el cuentito del lado oscuro? ¿Para deprimirte? Es muy fácil jugar al incomprendido, decir que uno tiene algo roto o que la vida te pasó por arriba pero sin pedirte permiso. No estoy descalificando a nadie. Simplemente dejo por escrito que no necesito eso. Todos vivimos la vida como podemos y yo no me voy a quejar de la mía. Lo hecho, hecho está y no puede cambiarse. ¡Mañana es mejor! decía Spinetta, y opino exactamente lo mismo. Hacer un cálculo de probabilidades sobre cuantas cosas podría haber hecho mejor me vendría bárbaro para llenar una planilla de Excel, pero la vida no es parte de una estadística, además si con esos errores le quité momentos de felicidad a alguien... poniéndome a llorar sobre la leche derramada tampoco se los voy a poder devolver. He cometido una infinidad de mamarrachos, pero también aciertos. Tuve que aguantarme dolores y situaciones espantosas que no te las desearía ni en el peor de los enojos. Pero jamás voy a hacer una bandera de eso. Sin embargo, opino que puestos a elegir, prefiero (si es que tengo) encender la luz y brillar un poco. Sé que no voy a encandilar a nadie, pero te juro que tengo lo mío, que de vez en cuando puedo sacar un as de la manga como para que me den de vuelto una sonrisa.
Bueno. Nada más. Soy así. Es lo que hay. Si les gusta bien y si no... no hay problema.

Chau.
Aguante la pecera y los que vienen a tirar algo.

3 comentarios:

Zorra M.F dijo...

Me encanto, sos àcido, irònico, sarcàstico y a veces ayyyyyyy mejor no cruzarte jaja, pero tambièn sos capo, la tenès re clara Dani, que suerte poder ver (aunque sea por momentos ) con tanta claridad.Brillas compadre, brillas...y lo del as en la manga, no me cabe la menor duda!
Te quiero!
Besos....

Selma dijo...

que podria decirte yo sobre lo que escribiste convivo con vos y no tengo muchas cosas de que quejarme aunque a veces te regalaria. Igual te amo apesar de todo y cuando digo todo me refiero a esas miserias tambien, de esas que no queres hablar.

Piti Sarlanga dijo...

Bien, nene, bien. A mi me pasa lo mismo, digo, eso de no querer escribir mis miserias. Por eso te llamaras también Daniel Alejandro?